La actividad física juega un papel fundamental en la prevención y tratamiento de los inconvenientes asociados con la edad avanzada, como enfermedades crónicas, limitación funcional y dependencia. Las mujeres posmenopáusicas se asocian con pérdidas en la fuerza y ​​la potencia [2] junto con el aumento de peso y masa grasa [3,4], lo que puede deberse en parte a la disminución de actividad física [5,6], por lo que tienen un mayor riesgo de desarrollar resultados adversos para la salud.

El entrenamiento de alta intensidad (HIT) ha demostrado una gran efectividad en la mejora de la condición física en los ancianos, tanto en el ejercicio de fuerza [7,8] y resistencia [9,10]. Diferentes autores descubriron que el entrenamiento con WB-EMS tiene la misma efectividad para mejorar la condición física que el entrenamiento de resistencia tradicional y de alta intensidad sin WB-EMS [11,12]. Por lo tanto, el objetivo de este estudio es analiar desde una perspectiva amplia y multivariable la influencia de un programa de entrenamiento con WB-EMS de diez semanas sobre el rendimiento físico de mujeres postmenopáusicas.

34 mujeres postmenopausicas sin experiencia en el entrenamiento fueron asignadas de forma aleatoria en dos grupos. Grupo EX + WB-EMS (n=17) realizó un programa de entrenamiento de resistencia a la fuerza con WB-EMS superpuesto, mientras que el grupo EX (n=17) realizó solo entrenamiento de resistencia a la fuerza sin WB-EMS.

Los dos grupos entrenaron con una frecuencia de 2 sesiones semanales durante 10 semanas. Entre sesiones tuvieron 48 h de descanso. El grupo EX + WB-EMS entrenó los lunes y jueves, mientras que el grupo EX entrenó los martes y viernes. Ambos grupos realizaron el mismo programa de entrenamiento que consistió en realizar ejercicios de resistencia y ejercicios de resistencia a la fuerza, con la diherencia de que el grupo EX + WB-EMS tuvo la electroestimulación superpuesta como estimulo. 

El protocolo de entrenamiento consistio en realizar sesiones de 40 minutos. Los participantes realizaron un calentamiento de 10 minutos caminando en una cinta de correr a una velocidad moderada. Posteriormente, los participantes realizaron el protocolo de entrenamiento de resistencia a la fuerza, que consisitió en realizar 3 ejercicios multiarticulares como la sentadilla, peso muerto y press banca. La parte principal de dicho entrenamento duró 10 minutos y se dividió en 2 bloques de 5 minutos. Un bloque consistió de 10 series de cada ejercicio. Cada series estuvo compuesto de dos repeticiones el cual se realizo con 2 segundos de fase excétrica y 1 segundo de fase concéntrica (6 segundos por serie). Entre repetición se dieron 4 segundos de descanso. El entrenamiento de fuerza se realizó al 40% de intensidad de 1RM medido mediante un test indirecto. La carga absoluta se incrementó en un 5% cada dos semanas.

Después de los ejercicios de fuerza, los participantes realizaron un trabajo cardiovacular de 10 minutos en una cinta de correr, a una velocidad individualizada constante. La intensidad del entrenamiento cardiovascular aumentó en un 5% cada semana. En la parte de vuelta a la calma de la sesión, los participantes realizaron 10 minutos de estiramiento de todo el cuerpo. Al final de la sesión se realizo una escala de percepción del esfuerzo entre 6 (ningún esfuerzo) y 20 (máximo esfuerzo). La valoración siempre estuvo cerca del 15.

El grupo EX + WB-EMS realizó el entrenamiento de resistencia a la fuerza con WB-EMS superpuesto. Para ello, se aplicó una corriente cuadrangular, bipolar y compensada con un ciclo de trabajo de 6 segundos de impulso electrico y 4 segundos de descanso con un dispositivo y traje de electroestimulación Wiemspro. 

Durante los ejercicios de fuerza, se aplicó una frecuencia de 55 Hz con un ciclo de trabajo de 60% (6”/4”) y un ancho de pulso: piernas y glúteos 350 µs, lumbat, recto abdominal y dorsal ancho 300 µs, trapecio 250 µs, pectoral 200 µs y brazos 150 µs. Con una rampa de entrada de 800 ms y una rampa de bajada de 500 ms. Durante el entrenamiento cardiovascular se aplicó una frecuencia de 7 Hz con un ciclo de trabajo continuo. La intensidad de la corriente se aplicó en un umbral mortor. Sin embrago, las dos primeras semanas se aplicó una intensidad moderada para que los participantes se familiarizaran con la electroestimulación. 

Para la evalución de este estudio se realizaron 8 test en los cuales se midieron el equilibrio, la fuerza de las piernas, fuerza de los brazos, la flexibilidad de las piernas, la flexibilidad de los brazos, la agilidad, la velocidad y la resistencia cardiovascular. Estos test se realizaron una semana antes del inicio del programa de entrenamiento y otra vez una semana despues del final del programa de entrenamiento. 

Al final de este estudio no se dieron resultados significativos en el equilibrio ni en la flexibiliad de los miembros superiores ni inferiores. Sin embargo, en cuanto a la fuerza de los miembro inferiores/superiores y la velocidad se dio una mejora significativa en ambos grupos, pero no se dieron diferencias significativas entre los grupos. En cuanto a la agilidad y resistencia cardiovascular, se dió una mejora significativa en el grupo EX + WB-EMS en comparación con el grupo EX.

Analizando los resultados de este estudio podemos decir que un programa de entrenamiento de 10 semanas de fuerza y ejercicios aeróbicos aplicando WB-EMS con una frecuencia de 55 Hz y 7 Hz parece proporcionar adaptaciones positivas en la fuerza dinámica de las piernas, la velocidad de la marcha, la agilidad y la resistencia cardiovascular. Sin embrago, no muestra efectos favorables en el desarrollo del equilibrio y la flexibilidad de las mujeres postmenopausicas.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Alvaro Pano-Rodriguez, Jose Vicente Beltran-Garrido, Vicenç Hernandez-Gonzalez and Joaquín Reverter-Masia. (2020). Effects of Whole-Body Electromyostimulation on Physical Fitness in Postmenopausal Women: A Randomized Controlled Trial. Sensors, 20, 1-16.
  2. Bondarev, D.; Laakkonen, E.K.; Finni, T.; Kokko, K.; Kujala, U.M.; Aukee, P.; Kovanen, V.; Sipila, S. Physical performance in relation to menopause status and physical activity. Menopause 2018, 25, 1432–1441.
  3. Abdulnour, J.; Doucet, E.; Brochu,M.; Lavoie, J.-M.; Strychar, I.; Rabasa-Lhoret, R.; Prud’homme, D. The effect of the menopausal transition on body composition and cardiometabolic risk factors: A Montreal-Ottawa New Emerging Team group study. Menopause 2012, 19, 760–767.
  4. Guthrie, J.R.; Dennerstein, L.; Dudley, E.C. Weight gain and the menopause: A 5-year prospective study. Climacteric 1999, 2, 205–211.
  5. Hodson, L.; Harnden, K.; Banerjee, R.; Real, B.; Marinou, K.; Karpe, F.; Fielding, B.A. Lower resting and total energy expenditure in postmenopausal compared with premenopausal women matched for abdominal obesity. J. Nutr. Sci. 2014, 3, e3.
  6. Duval, K.; Prud’homme, D.; Rabasa-Lhoret, R.; Strychar, I.; Brochu, M.; Lavoie, J.-M.; Doucet, E. Effects of the menopausal transition on energy expenditure: A MONET Group Study. Eur. J. Clin. Nutr. 2013, 67, 407–411.
  7. Lohne-Seiler, H.; Torstveit, M.K.; Anderssen, S.A. Training: Effects on Muscle Strength and Power in the Elderly. J. Aging Phys. Act. 2013, 21, 51–70.
  8. Rice, J.; Keogh, J.W.L. Power Training: Can it Improve Functional Performance in Older Adults? A Systematic Review. Int. J. Exerc. Sci. 2009, 2, 131–151.
  9. Park, J.; Han, D. Effects of high intensity aerobic exercise on treadmill on maximum-expiratory lung capacity of elderly women. J. Phys. Ther. Sci. 2017, 29, 1454–1457.
  10. Osuka, Y.; Matsubara, M.; Hamasaki, A.; Hiramatsu, Y.; Ohshima, H.; Tanaka, K. Development of low-volume, high-intensity, aerobic-type interval training for elderly Japanese men: A feasibility study. Eur. Rev. Aging Phys. Act. 2017, 14, 1–8.
  11. Kemmler,W.; Teschler, M.;Weißenfels, A.; Bebenek, M.; Fröhlich, M.; Kohl, M.; von Stengel, S.; Weissenfels, A.; Bebenek, M.; Frohlich, M.; et al. Effects of whole-body electromyostimulation versus high-intensity resistance exercise on body composition and strength: A randomized controlled study. Evid.-Based Complement. Altern. Med. 2016, 2016, 9236809.
  12. Kemmler, W.; Grimm, A.; Bebenek, M.; Kohl, M.; Von Stengel, S. Effects of Combined Whole-Body Electromyostimulation and Protein Supplementation on Local and Overall Muscle/Fat Distribution in Older Men with Sarcopenic Obesity: The Randomized Controlled Franconia Sarcopenic Obesity (FranSO) Study. Calcif. Tissue Int. 2018, 103, 266–277.

Leer artículo