Durante muchos años la EMS de baja frecuencia se ha utilizado con fines de rehabilitación y recuperación. Se piensa que la EMS puede aumentar el flujo sanguíneo y acelerar la eliminación de metabolitos musculares (Lattier et al., 2004). La EMS activa las bombas musculares de la extremidad, lo que produce aumentos del flujo y velocidad del volumen sanguíneo y la capilarización (Tucker et al., 2010).

 

Siguiendo esta línea, WB-EMS es una nueva estrategia terapéutica con resultados prometedores sobre la composición corporal y la capacidad funcional (Kemmler et al., 2018). Sin embargo, a pesar de los resultados prometedores adquiridos en varios estudios, hasta la fecha, todavía existe una falta de conocimiento en las respuestas fisiológicas agudas producidas por WB-EMS en el flujo sanguíneo o la concentración de lactato en sangre. Por lo tanto, el objetivo de este estudio es mostrar si la recuperación activa con WB-EMS puede alterar las características del flujo sanguíneo de las piernas mediante la ecografía de Doppler.

 

Para éste estudio, se realizó un ensayo aleatorizado con todos los participantes utilizando el traje de WB-EMS. Los participantes realizaron una prueba de ejercicio gradual máxima en una cinta de correr seguido de un protocolo de ejercicio de recuperación activa. 

 

Por lo tanto, para determinar si el uso de WB-EMS podría ofrecer beneficios adicionales durante la recuperación, 33 participantes fueron asignados aleatoriamente para este estudio, el grupo experimental (n=18)  fue sometido a una estimulación continua de baja frecuencia (7Hz) y un ancho de pulso de 350 µs con WB-EMS (onda cuadrangular, bipolar y compensada), mientras que los participantes del grupo control (n=18) no recibieron estímulo eléctrico. También, se recogieron detalles clínicos que incluyeron la edad del sujeto, el peso, la altura, la composición corporal y los resultados de la función vascular. El personal de laboratorio fue cegado a la asignación grupal.

 

Antes de los entrenamientos, los sujetos llevaban un pulsómetro para registrar la frecuencia cardíaca durante el protocolo. Después de un período de descanso de 10 minutos, se registraron las características antropométricas, la composición corporal, frecuencia cardiaca, las concentraciones de lactato en sangre, los niveles de dolor e incomodidad y las medidas hemodinámicas de referencia antes de realizar la prueba gradual máxima en una cinta de correr. Después de la prueba, se repitieron las mediciones y los participantes fueron sometidos a un protocolo de recuperación activa en la cinta al 40% de su velocidad aeróbica máxima. Inmediatamente después del periodo de recuperación, se tomaron mediciones hemodinámicas y de lactato en posición supina, y luego, las mediciones se repitieron a los 30 y 60 minutos después de la recuperación en posición sentada.

 

Al analizar los resultados de este estudio, mostraron como el pico de velocidad sanguínea (PBV) fue sustancialmente mayor en el grupo con WB-EMS que en el grupo control. Después de 60 minutos del proceso de recuperación, el índice resistivo renal (IR) disminuyó sustancialmente mas en el grupo de WB-EMS que en el grupo control. Además, los niveles de incomodidad y de dolor en este punto también fueron más bajos en el grupo de WB-EMS que en el grupo control. Sin embargo, 30 y 60 minutos después de la prueba gradual máxima, no se observaron diferencias significativas en el lactato sanguíneo en el grupo WB-EMS en comparación con el grupo control. Por último, los participantes del grupo WB-EMS aumentaron los niveles de lactato en sangre en un 15% más que el grupo control y estos niveles permanecieron altos durante la recuperación. 

 

En vista de los resultados, este estudio podría tener varias implicaciones prácticas importantes para el rendimiento físico, ya que WB-EMS se puede incluir fácilmente para mejorar la recuperación después del ejercicio intensivo y puede hacerlo en mayor medida que una recuperación activa tradicional. Por lo tanto, WB-EMS podría usarse en situaciones en las que la estrategias tradicionales no son posibles, especialmente en eventos deportivos que utilizan periodos cortos de recuperación como en deportes de equipo que podrían mejorar el flujo sanguíneo y los niveles del índice resistivo. 

 

Por otro lado, no se encontraron diferencias significativas en el aclaramiento del lactato. Sin embargo, teniendo en cuenta un estudio mencionado en un análisis sistemático donde se aplicó una onda rectangular, bifásica y compensada con una frecuencia de 2 Hz durante 20 minutos, se encontraron efectos positivos en el aclaramiento del lactato (Babault et al,. 2011). Teniendo en cuenta todo lo anterior, es necesario la aplicación de más estudios en esta línea para lograr una conclusión definitiva. 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Borja Sañudo, Diego Bartolomé, Sergio Tejero, Jesus Gustavo Ponce-González, Juan Pedro Loza and Arturo Figueroa. (2020). Impact of Active Recovery and Whole-Body Electromyostimulation on Blood-Flow and Blood Lactate Removal in Healthy People. Frontiers in Physiology, 11, 1-8. 

 

  1. Lattier, G., Millet, G. Y., Martin, A., and Martin, V. (2004). Fatigue and recovery after high-intensity exercise. part II: recovery interventions. Int. J. Sports Med. 25, 509–515. doi: 10.1055/s-2004-820946. 

 

  1. Tucker, A., Maass, A., Bain, D., Chen, L. H., Azzam, M., Dawson, H., et al. (2010). Augmentation of venous, arterial and microvascular blood supply in the leg by isometric neuromuscular stimulation via the peroneal nerve. Int. J. Angiol. 19, e31–e37. doi: 10.1055/s-0031-1278361

 

  1. Kemmler, W., Weissenfels, A., Willert, S., Shojaa, M., von Stengel, S., Filipovic, A., et al. (2018). Efficacy and safety of low frequency whole-body electromyostimulation (WB-EMS) to improve health-related outcomes in non- athletic adults. A systematic review. Front. Physiol. 9:573. doi: 10.3389/fphys. 2018.00573

 

  1. Babault, Nicolas Cometti, Carole Maffiuletti et al. (2011). Does electrical stimulation enhance post-exercise performance recovery? European Journal of Applied Physiology 111:2501–2507